Fuente de conocimiento
y experiencia

Nuestra historia



Agustín Gómez Passolas (1922-2017)

EL FUNDADOR y SU OBRA
Agustín Gómez Passolas ha sido un hombre de cualidades y virtudes excepcionales. Aparejador de profesión, empresario, emprendedor social. Era padre, y abuelo, de familia numerosa.

Al inicio de la década de los años 80 le hervía en la cabeza una idea fija: "Hacer algo para que las personas que se jubilan y se valen por sí mismas no pierdan la ilusión de seguir viviendo intensamente, utilizando sus dotes de creatividad, de aprendizaje y de realización ".

Tras una etapa de información y de reflexión Agustí puso en práctica su idea. Consiguió convencer otras 10 personas de la bondad de crear una Asociación sin ánimo de lucro. Se prepararon unos Estatutos y, todos juntos, se constituyeron como Fundadores de Conex. El 8 de junio de 1984, se firmó el Acta Fundacional del Fondo de Conocimiento y Experiencia.

Agustí tenía claro el espíritu que debía impregnar el proyecto para mejorar la calidad de vida de muchas personas mayores. Conex integró este sentimiento de trabajo colectivo en tres de sus principales objetivos: Poner al servicio de quien lo necesite los conocimientos y experiencias acumuladas. Dar a cambio de nada, con altruismo. Animar todo aquel que tenga un proyecto de vida activo a hacerlo realidad.

La Asociación comenzó las actividades en pequeños espacios cedidos gratuitamente por entidades no lucrativas. Continuó en un piso que se alquiló en la calle Aragón de Barcelona. Conex creció rápidamente. En pocos años alcanzó la cifra de más de 3.000 miembros, entre colaboradores y usuarios, una complejidad insólita para una entidad gestionada exclusivamente por voluntarios. Bajo una estructura organizativa eficaz y muy eficiente se desarrollaron múltiples actividades: las aulas, con formaciones diversas y con miles de alumnos, eran la actividad más visible y numerosa, pero también había un grupo de teatro y una coral; se realizaban viajes y visitas culturales e incluso cada año se otorgaba un premio literario.

El Conex de finales del siglo XX era un escenario de oportunidades, lo que propició el desarrollo de muchas ideas. Algunas de estas ideas se plasmaron en tres Proyectos Sociales significativos: Canguro amigo, EMPREX y Hogares Compartidos. Hoy los tres Programas continúan activos.

El Proyecto Canguro Amigo nació para dar apoyo puntual a miembros de la Asociación que atravesaban dificultades por falta de salud, soledad. Actualmente está formado por un numeroso equipo de voluntarios. Su compromiso se ha extendido a personas mayores ajenas a Conex.

En 1993, Año Internacional de las Personas Mayores y de la Solidaridad entre generaciones, la Unión Europea convocó un concurso de ideas innovadoras. Conex hay presentó el proyecto EMPREX. Este Proyecto, que ya se desarrollaba en la Entidad, fue premiado con uno de los dos premios concedidos en España. El programa EMPREX ofrece voluntarios de la Asociación para formar, en diversos ámbitos, personas en situación de desempleo con el fin de facilitar su acceso al mundo laboral.

En el colectivo de personas mayores de nuestra sociedad hay una cantidad significativa de personas que tienen auténticas dificultades para acceder o conservar una vivienda, permanente y en buenas condiciones, donde vivir dignamente. Agustí Gómez Passolas quería contribuir a resolver esta dificultad. Con el fin de encontrar soluciones para este problema se creó a Conex un grupo de investigación liderado por el Agustín. De este grupo de ciudadanos emprendedores emergió el concepto de Hogar Compartida.

La idea es muy simple ya la vez muy innovadora: Una entidad sin ánimo de lucro arrienda viviendas. Posteriormente cede cada uno de los pisos a 3 o 4 personas mayores, pensionistas, para que convivan de tal manera que sea su residencia permanente, su Hogar.

El 25 de noviembre de 2003 se firmó la Escritura de Constitución de la Fundación Privada Conex. Bajo la responsabilidad de un Patronato, presidido por Agustí, el Proyecto Hogares Compartidos se puso inmediatamente en marcha. En el año 2011 la Fundación adaptar los Estatutos y cambió su denominación. Ese mismo año el Programa, gestionado exclusivamente por voluntarios, tenía 33 beneficiarios que convivían en 9 hogares compartidos.

Agustín Gómez Passolas fue el primer Presidente de Conex. En 2004 renunció a la Presidencia sin dejar desde entonces, en ningún momento, el timón de la Asociación. Presidió la Fundación hasta el final de su vida. A lo largo de sus años de liderazgo, a pesar de su gusto por la labor discreta, Agustí se ganó la admiración, el reconocimiento y el respeto de muchísimos ciudadanos.

La Administración Pública premió la labor de Conex con varias ayudas, lo que facilitó la continuidad y ampliación de las actividades y proyectos de la Entidad. El Departamento de Bienestar Social de la Generalidad de Cataluña, a través del Instituto Catalán de Voluntariado concedió, en 1989 y 1995, dos grandes espacios en Barcelona para la realización de los programas de Conex y de EMPREX. La Diputación de Barcelona mantuvo, varios años, un convenio con Conex con el fin de que Agustí imparte una formación en varios municipios de Cataluña para promover la creación de Casals de voluntariado.

El año en que nos ha dejado Agustí su Obra social y cultural sigue adelante. Su maestría sigue impulsando el espíritu original.
Qué puedes hacer tú?
Necesitamos voluntarios que puedan dedicar semanalmente unas horas a colaborar en el funcionamiento administrativo de la asociación o tengan alguna materia o conocimiento para enseñar.
Centros
Encuentra la actividad que gusta al listado de cursos y busca el centro más cercano donde la hacen.
Visitadores / as
Necesitamos personas con una sensibilidad especial que quieran compartir su tiempo con personas mayores y necesitadas de acompañamiento.